Lo mejorable de la Semana Santa 2014 (Los fotógrafos, un caso aparte)

En una Semana Santa tan amplia y rica como la nuestra, que ha avanzado tanto en los últimos años, aún hay mucho que mejorar, muchos aspectos con los que ilusionarse y sobre los que hablar en las tertulias cofrades.

La principal crítica que se ha escuchado este año ha ido dirigida hacia los fotógrafos y camarógrafos, así como a los espectadores que se han metido en medio de la procesión para hacer fotografías con móviles, cámaras compactas y réflex. Por ello dedicamos una entrada especial a este tema y otra para el resto de temas mejorables.

Este punto, polémico donde los haya, requiere a voces una mejora pues desluce en gran medida nuestros desfiles procesionales.

En primer lugar, los profesionales, aunque cobran por ello y son los máximos expertos en la grabación de imágenes, deben conocer y respetar los desfiles para salvaguardar su estética y su espiritualidad y no vulnerar el mensaje de evangelización que se intenta transmitir a los fieles.

No es necesario que graben a un saetero o a un paso casi subidos encima de él. Tienen unos equipos lo suficientemente buenos como para darle algunos metros de distancia y permitir al resto de espectadores tanto contemplarle como hacerle fotografías o vídeos. Por otra parte, aunque sabemos que necesitan muchas imágenes de corta duración, las cuales requieren que se muevan rápido por el desfile para crear secuencias muy dinámicas, sería bueno que fueran un poco más sensibles al público y sobre todo hacia unos compañeros, aficionados si, pero compañeros, a los que se les puede estropear sus vídeos ante su paso repetido delante del objetivo. No obstante este colectivo, por lo general, es bastante cuidadoso con los compañeros y esto último sucede bastante poco.

En cuanto a los fotógrafos y camarógrafos aficionados, cofrades de pro, valorados y queridos por todos y probablemente de los que más respetan la Semana Santa, deben concienciarse de que no llevan la túnica puesta y que por tanto no pueden ir desfilando en medio de la procesión.

Tanto los profesionales como los aficionados deberían tener muy en cuenta que no se pueden poner a hacer corrillos en medio del cortejo, lo cual ha sucedido y mucho. Pueden hacer ese mismo corrillo detrás del público sin molestar a nadie.

Todos ellos deben tener en cuenta que solo deberían entrar en el cortejo cuando van a captar la toma que necesitan y, posteriormente, apartarse rápidamente a los laterales, no permaneciendo en el medio del cortejo más tiempo del necesario para captar la imagen.

Desde la Unión de Cofradías se está barajando la posibilidad de repartir acreditaciones. No es mala idea. Pero más importante sería repartir a todos los fotógrafos profesionales y aficionados una nota con unas directrices y recomendaciones como las citadas y otras muchas que seguro se les ocurren a los muchos que son perjudicados por nuestra labor.

Por otra parte, deberían darse cuenta todos ellos que las mejores imágenes no están siempre encima de lo que se quiere fotografiar. Muchos se empeñan en estar en la misma puerta de la iglesia, perdiéndose la bella fotografía que se crea cuando las ojivas de las puertas hacen de marco a nuestras imágenes en la salida. Esa imagen solo se puede tomar a cierta distancia.

Desde TuSemanaSanta.com entonamos el mea culpa, pues este año hemos cruzado los cortejos más de lo deseado. Tal es el caso de la procesión de la Salud, donde el directo no me permitió apartarme del paso con el ordenador en la Concepción y calle Moret o en la procesión del Silencio donde no nos queda más remedio que cruzar por el lateral de la procesión para pasar del directo de la Plaza Mayor al de San Juan. No obstante, tratamos de no cruzar más que lo imprescindible y tratamos de pulir lo más posible nuestra labor, respetando esa máxima de no estar más tiempo en el medio que el que requiere la toma que se va a hacer.

En cuanto a los espectadores, creo que no tiene mucha justificación que crucen el desfile o lo recorran al igual que los fotógrafos profesionales y aficionados debido a que sus imágenes no van a tener una exposición pública sino que únicamente serán disfrutadas por ellos. No obstante, creo que si dan un pasito hacia delante para hacer una fotografía tampoco molestan demasiado aunque si la cosa se generaliza...

Es importante que diferenciemos bien los diferentes tipos de fotógrafos y camarógrafos. La diferencia principal es quien va a disfrutar del resultado del trabajo fotográfico o audiovisual. Con ello, creo que tienen más derecho aquellos que van a ofrecer una imagen pública y gratuita del desfile procesional a la que cualquiera tenga acceso de forma libre que cualquier otro frente a aquellos que solo van a disfrutar ellos mismos de la imagen o que solo ofrecen imágenes previo pago de las mismas.

Por otra parte, también creo que algunos espectadores merecen un pequeño tirón de orejas. Por ejemplo en la procesión del Humilladero el Jueves Santo, hasta cinco personas se pusieron delante de la cámara a hablar por teléfono en una zona en la que estaban libres los laterales donde discurría el desfile pues aun se encontraba a cierta distancia. Asimismo, numerosas personas han insistido en apoyarse sobre las plataformas, cuando no subirse a ellas o subir a los niños (en algunos momentos aquello parecía más una guardería) sin percatarse de que provocaban movimientos en nuestras cámaras. Dos chicas incluso se cayeron ayer en la Plaza al intentar subir a la baranda desde la plataforma. Menos mal que no se hicieron mucho daño. Asimismo, sería bueno que el público se mantuviese en su posición hasta que pasa el último paso, las representaciones y las bandas tanto por respeto a la Cofradía como al resto de telespectadores.

No obstante, en su gran mayoría, tanto el público como los fotógrafos han sido muy respetuosos con nosotros y nos han facilitado enormemente la labor lo cual agradecemos pues sin esa colaboración nuestra labor no hubiese sido posible.

Todos hemos cometido errores, pero solo si nos damos cuenta de los mismos, hacemos una reflexión y una planificación podremos no volver a cometerlos.

Son opiniones personales que por supuesto no tienen por qué estar en lo cierto. Como parte implicada doy mi punto de vista, el cual tiene el mismo valor que el de cualquier persona que contemple la Semana Santa cacereña y la ame de verdad.


Compartir en Google Plus

Sobre Tu Semana Santa

Toda la información, vídeos, fotografías y las retransmisiones en directo de la Semana Santa de Cáceres

0 comentarios: