Cáceres, una Magna te espera en septiembre - TuSemanaSanta.com

Cáceres, una Magna te espera en septiembre

Share This

Ni magna, ni Carmen, ni Guadalupe, no habrá más procesiones en 2020 en Cáceres

Cuando apenas estábamos empezando a asimilar la tremenda decepción de lo que supondría no celebrar la Semana Santa en las calles, allá por marzo, contrarrestamos la desilusión con la esperanza de poder celebrar en el mes de septiembre una magna por todo de alto en acción de gracias por el fin de la pandemia. Asumíamos que esta situación era un temporal que pasaría en algunas semanas y que se dejaría atrás definitivamente. Lamentablemente, nada fue como esperábamos. La pandemia ha sido mucho más grave de lo que se esperaba inicialmente y nuestro país y nuestra región han sido duramente azotados por la misma, dejando miles de fallecidos y familias, bien por la pérdida de seres queridos, por los efectos de la enfermedad, físicos o económicos y además la enfermedad sigue latente, aun con una incidencia que va decayendo pero que nos impide bajar la guardia.

Ahora, pasados ya tres meses de aquellos inicios amargos pero también esperanzados y tras pasar un ecuador en el que prácticamente descartábamos la celebración de procesiones, no solo este año sino incluso el que viene, empezamos a vislumbrar alguna luz al final del túnel. Se aprecia ya, la posibilidad de que el Carmen sea la primera que regrese a las calles en la semana del 16 de julio, una vez finalizado el estado de alarma y con la llegada la denominada nueva normalidad o que en caso contrario, tengamos que esperar al 8 de septiembre a la Virgen de Guadalupe. Tras el durísimo confinamiento que hemos sufrido, con las medidas de precaución e higiene, España va regresando poco a poco a la normalidad, con muchísima incertidumbre en cuanto a si habrá rebrotes de la enfermedad y también en cómo se desarrollará la economía en los próximos meses. Además, a nivel psicológico y espiritual, sentimos síntomas de depresión y carecemos de una motivación especial a medio o largo plazo ante dicha incertidumbre que se encarga de apagar el fuego de nuestros sueños. Este fin de semana, precisamente con el Corpus, hemos podido sentir al Señor ante nuestros ojos, muy cerca, pasando apenas a dos metros de nosotros y poco a poco vamos atreviéndonos a recibir la Eucaristía en la misa dominical. Además, hemos podido celebrar en este mes los primeros cultos y ya hemos empezado a rezar de esa manera diferente que provocan nuestras imágenes, sintiendo la mirada y la cercanía de nuestros titulares.

Ante ello, a algunos nos viene a la mente la posibilidad de retomar aquella idea que nos mantuvo la esperanza durante los días más duros de la pandemia, la de celebrar una magna procesión allá por septiembre, para ofrecerla en recuerdo de los fallecidos. Se presenta como una posibilidad remota, como un candil titubeante en la profunda oscuridad, pero que puede ser una oportunidad para la Semana Santa cacereña y para la propia ciudad para recuperar una parte de lo perdido.

Efectivamente es una posibilidad remota, pero quizás sea el momento de pensarla y replantearla, por que a falta de esperanza en un futuro incierto, necesitamos la ilusión de que la gloria nos espera al fin y el tiempo, a día de hoy es lo único que tenemos, para reorganizarnos, rearmarnos y volver a recuperar la fe en todo su esplendor, la evangelización en la calle que recupere las maltrechas ilusiones de los fieles, devastadas ante tanto dolor. Necesitamos volver a ver a nuestro Padre y nuestra Madre Santísima recorriendo las calles de nuestra ciudad para restaurar las emociones que quedaron en un lejano recuerdo, para avivar la llama de la fe en nuestros corazones ante tanta desesperanza y de paso, reactivar la economía y volver a poner a nuestra ciudad en el punto de mira del turismo. Todo ello con todas las medidas higiénico sanitarias activadas, con la necesidad y la importancia, además, de ser innovadores en este aspecto.

Cáceres, quizás se ha quedado atrás respecto a otras Semanas Santas en lo que a extraordinario se refiere pues, aunque en Semana Santa ha logrado atraer mucho turismo, nunca ha conseguido hacerlo fuera de la primavera. Aquel Rosario magno del año de la fe quedó descafeinado, no fue lo suficientemente ambicioso como lo fue, por ejemplo, la magna de 2015 y quedó en un acto para los cacereños, del que guardamos un buen recuerdo pero que desde luego no traspasó las fronteras locales, coincidiendo además en ese mismo año con otros eventos magnos de mayor calado que al celebrarse en los mismos meses restaban protagonismo unos a otros. También quedamos fuera de Vía Crucis de la JMJ de Madrid, donde las Semanas Santas más importantes del país si estuvieron representadas. Se han hecho otros grandes actos fuera de la cuaresma como por ejemplo la extraordinaria de Jesús Nazareno, o otros más sencillos como las procesiones extraordinarias del Cristo de la Buena Muerte o el Cristo del Amor pero en ningún caso hemos alcanzado los niveles de atención que han conseguido otras ciudades como por ejemplo Córdoba que ha sido sin duda la que ha tenido mayor capacidad de organizar estos actos extraordinarios, allá en 2013 en el Vía Crucis del año de la fe, Regina Mater 20152019 con la Magna Nazarena, consiguiendo atraer miles de turistas para conocer la ciudad y sus devociones tanto penitenciales como gloriosas y colocándose como referente absoluto en este aspecto, y en otros muchos a nivel nacional.


Con todo ello, surge la posibilidad de organizar para septiembre un gran Procesión Magna, de nuevo con los pasos insignias de cada hermandad, sacando toda la artillería evangelizadora a las calles de nuestra ciudad, así como todas las bandas locales (que no tendrían compromisos de otra índole en ese momento) y alguna de buen nivel de fuera de la ciudad. La propuesta más ambiciosa sería la siguiente:

1. Sacramental. Sagrada Cena. Banda

2. Vera Cruz. Oración en el Huerto

3. Vivero. Misterio del Prendimiento. Banda

4. Salud. Misterio de la Sentencia

5. Humilladero. Amarrado a la Columna. Banda del Humilladero

6. Amor. Señor de las Penas.

7. Universitaria. Jesús Condenado. Banda de tambores de Batallas.

8. Batallas. Cristo de las Batallas.

9. Nazareno. Jesús Nazareno o Ntra. Sra. de la Misericordia. Agrupación Musical Ntra. Sra. de la Misericordia o Banda de otra localidad.

10. Amparo. Cristo del Amparo.

11. Expiración. Cristo de la Expiración con su madre de Gracia y Esperanza a sus pies (Stabat Mater). Agrupación Musical Ntra. Sra. de la Misericordia o Banda de otra localidad.

12. Cristo Negro. Santo Crucifijo de Santa María

13. Ramos. Virgen de la Esperanza. Banda Municipal

14. Estudiantes. Cristo del Calvario

15. Soledad. Cristo Yacente. Banda de la Diputación.

16. Dominicana. Cristo de la Victoria.

Sería el momento de demostrar capacidad organizativa superior y más veloz y eficiente que otras ciudades, aprovechar la ocasión y ser la única procesión de esta categoría que se celebrase en nuestro país de aquí a final de año. No habría que ceñirse a un solo día, sino que habría que aprovechar un fin de semana completo para realizar cultos extraordinarios (viernes 11 de septiembre), traslados (sábado 12 de septiembre), exposición (por la mañana) y procesión (a las 16:00 h. (Domingo 13 de septiembre) con el fin de llenar los hoteles durante varios días. Quizás la idea sería utilizar dos templos de salida, Santa María y San Mateo aunque alguna de las hermandades requeriría no realizar traslado al no caber sus pasos en ningún templo.

Es un riesgo, hay incertidumbre, pero que no sea por no haberlo intentado. Cáceres, una magna te espera en septiembre. Ahora te toca a ti aprovechar la oportunidad, que tus cofradías se organicen, que tus instituciones apoyen esta iniciativa y utilicen todos sus medios para difundirla y con un poco de suerte, organizar una gran magna en septiembre, que avive las llamas de la fe ante esta tempestad que nos ha asolado, que nos emocione de nuevo y que el recuerdo se haga presente, que atraiga turistas, cofrades de otras ciudades que en Semana Santa no pueden venir a vernos, que dé a conocer nuestra Semana Santa para los turistas futuros, que los que ya nos han visitado, vuelvan para un evento extraordinario, que las bandas recuperen una parte de las pérdidas de este año, que las terrazas estén a pleno rendimiento esos días recuperando el tiempo perdido, que los hoteles se llenen tanto en nuestra ciudad como en localidades de nuestra provincia y que en definitiva, nos ayude a recuperar la vida de nuestra ciudad, siempre vinculada a sus cofradías, que se deben volver a hacer presentes en todo su esplendor, generando además ingresos para sus iniciativas sociales, más necesarias que nunca. Cofradías, es vuestra oportunidad para liderar la vuelta a la normalidad en cuerpo y alma a la ciudad y para volver a colocar a nuestra Semana Santa donde realmente merece.

La Unión de Cofradías Penitenciales de Cáceres no ha anunciado nada en relación a esta posibilidad que estamos planteando. De hecho, en nuestra última conversación con su Presidente D. Santos Benítez Floriano, a la espera de conocer la opinión de los mayordomos y Hermanos Mayores de las Hermandades, consideraba que había más posibilidades de trasladar la magna prevista para el Viernes Santo de 2020 al 2021, viendo que la pandemia se estaba alargando en el tiempo y no había visos de que en septiembre la situación fuese tan favorable como para que se pudiese celebrar una procesión de tal calibre. Ahora, la situación comienza a mejorar de forma clara, pero requiere de esa valentía de lo extraordinario, a lo que animamos desde TuSemanaSanta con este planteamiento. Es momento de valorar todos y cada uno de los pros y contras, además en una situación de tanta incertidumbre, pero puede ser la una oportunidad única por lo que merece, por lo menos, que reflexionemos sobre ello.

¡No olvides lanzarnos tu opinión en redes sociales!







No hay comentarios:

Pages